Lo que dicen los autores. Bloqueos de escritor. Parte 2

Silma busca apoyar a los nuevos talentos a nunca desmotivarse, a siempre luchar y buscar conseguir que sus manuscritos sean publicados, con las herramientas adecuadas, desde luego.

Pensando en esto, hemos preparado unos pequeños consejos y entrevistas de compañeros escritores, dentro y fuera de Silma, que esperamos les sirvan de apoyo para sus propios trabajos. Estén atentos a nuestra página, pues estaremos publicando estos consejos, así como temas variados, semanalmente.

Continuando con el tema del bloqueo del escritor, a las escritoras de fantasía quisimos hacerles una pregunta un poco más personal, que fue la siguiente:


Cuando están tan bloqueadas que no pueden avanzar ni una coma, ¿cómo se sienten sus personajes?

  • Yolanda Chapa:
    Creo que dirían algo así como “Ahí va otra vez”, y resoplarían y se sentarían en una esquina para platicar de las últimas novedades del día. De vez en cuando, tomarán turnos para ver si avanzo.

  • Aurora Carranza:
    Creo que Sólrac se sentiría molesto por no poder continuar y dar por terminado su trabajo en ese momento. Amith seguramente me gritaría, queriendo escapar de ese vacío. Aucarod creo que en un principio se frustraría y luego le daría mil vueltas al lugar, hasta aceptar que no hay nada que los pueda sacar de ahí. Gareth entraría en pánico, definitivamente. Nébur me da la impresión de que se quedaría sentado esperando a que en algún momento todo siga su curso. Dráilem sin duda ya habría dado vueltas a toda la isla, siguiendo a Aucarod y, al verla rendirse, seguiría dando más vueltas todavía, no queriendo fallarle. Fálleng seguramente habría abierto un portal con su magia y escapado lejos de la incompetencia de la escritora. Con toda honestidad, jeje. Inos sentiría impotencia, siendo tan poderoso como es no creo que le cayera en gracia depender de que a la autora le desaparezca su bloqueo. Céfiro y Kilín se sentarían a jugar con la arena, sin duda, esperando a que todo siga su curso (creo que le harían buena compañía a Nébur).

  • Lorena Martínez: Algunos me dejan de hablar, se desaparecen de mis sueños y de nuestras actividades cotidianas. Otros deciden que es buena oportunidad para inundarme con aventuras nuevas y diferentes de la que estamos contando. Y algunos personajes nuevos y desconocidos para mí hasta el momento deciden que es tiempo de aparecer en mi repertorio. De todo pasa.

  • Nora Cayetano: Se fastidian. Se sienten como niños que quieren salir a jugar al patio pero que su mamá nos les deja, con la excusa de que está lloviendo o no hay nadie que les pueda echar el ojo. A veces me pagan con la misma moneda y no atienden a mis llamadas cuando los busco, dejándome sola cuando menos quiero estarlo. Aunque mucho depende de sus personalidades. En el caso de Toy-Box tuve un bloqueo muy fuerte, pero no porque mi vida estuviera patas arriba, sino porque llegué a un nudo de la historia donde dos de los personajes no sabían cómo proceder y yo no veía la solución a su problema. Para Daciel, aquella parálisis en la historia fue horrible; podía sentirlo ansioso, dándome dolores de cabeza, desesperado porque volviéramos a él y a su historia.

Si quieres saber sobre algún tema en específico, o te gustaría preguntarnos por algún caso en particular, puedes enviarnos un correo a fan@silmaed.com o escribirnos en nuestras redes con el hashtag #PreguntaSilma.

Leave a Reply